Tech Magazine

Revista Digital Tecnologica

Guerra por la supervivencia

Posted by Tech Magazine en noviembre 6, 2008

Marcus Phoenix lidera de nuevo el escuadrón Delta en la última batalla contra los exterminadores de la humanidad – Tras dos años de desarrollo, el juego es más grande y más impresionante que la primera entrega

gears-of-war

Gears of war apuntó muy alto en su presentación en Los Ángeles en 2005. La robustez de los personajes, la excelente fotografía y el novedoso estilo de juego mostraban por primera vez de qué era capaz la máquina de Microsoft. La salida a la venta en noviembre de 2006 confirmó las expectativas, el título diseñado por Cliff Bleszinski vendió más de cinco millones de copias y se convirtió en el más jugado de la red Xbox Live. El éxito ha forzado la aparición de su secuela.

No es fácil superar lo que ya se había calificado como excelente. Sin embargo, Cliff se ha rodeado de expertos entre los que está Kudo Tsunoda, ex directivo de Electronic Arts, para lanzar un órdago y repetir la misma suerte tanto en crítica como en ventas. Tras dos años de intenso desarrollo, Gears of war 2 es más grande, más impresionante, mejor.

El novelista y escritor de cómics Joshua Ortega ha hilvanado un guión donde la acción transcurre seis meses después de la primera entrega. Los locust, la raza alienígena que amenaza la supervivencia de la humanidad, han acorralado a los últimos miembros de la especie en la ciudad bastión Desento. Es un emplazamiento prácticamente impenetrable, pero el plan de los locust, expertos habitantes del subsuelo, pasa por carcomer la base de la ciudad hasta provocar que ésta se hunda por su propio peso y aprovechar el caos y la destrucción para acabar con su enemigo.
Ataque final

Marcus Phoenix y su escuadrón Delta vuelven a cargar con el peso de ser la última esperanza. Ortega ha dotado de vida personal y sentimientos a los compañeros de Marcus, con lo que se han vuelto permeables a los acontecimientos dramáticos, especialmente a la pérdida de seres queridos. Si en el primer Gears of war se percibía perfectamente la pertenencia a un escuadrón, en la continuación se nota que se forma parte de un ejército. El arranque sitúa a las tropas encaminándose a un ataque final. Gigantescas perforadoras blindadas se abren paso escoltadas por helicópteros y miles de hombres a pie hacia el punto llamado Jacinto, por donde esperan penetrar en el centro neurálgico de los locust.

Epic aportó a los juegos de acción en primera persona el perfeccionamiento del sistema de cobertura. Esto es, parapetarse tras cualquier objeto que permita ponerse a salvo del fuego enemigo para asomar sólo cuando se va a disparar. Una acertada forma de llevar el trepidante ritmo de este género a los usuarios de consola, donde no se usa el teclado y el ratón para controlar las acciones. Este sistema, que aporta realismo, ha sido mejorado con la posibilidad de coger los cuerpos de los enemigos heridos y usarlos como escudos. La ametralladora Lancer, que incorpora una sierra mecánica, vuelve a ser el arma principal. La cadena dentada dispone de nuevas funciones.

El escuadrón es un todo que hay que proteger. Cuando un miembro es herido hay que curarle. Como novedad, sucede lo mismo cuando el protagonista es quien se halla a un paso de la tumba.

De nuevo es el peso que transmiten tanto los personajes como los vehículos lo que aporta verosimilitud a la experiencia. Son robustos y creíbles, chocan y se comportan como si fueran macizos, y con las mejoras que ha recibido el motor gráfico Unreal Engine 3, las texturas, los juegos de luces y las sombras son aún más reales. Esto es lo que permite que los nuevos y gigantescos enemigos sean realmente amenazantes. Parecen de verdad.

El juego tiene un nivel de dificultad muy sencillo para principiantes, llamado casual, indicador de cómo están evolucionando los jugadores en el aspecto demográfico.

Ponen la guinda los modos para varios jugadores en red, con especial mención para Horde, en el que hasta cinco personas pueden participar cooperativamente para avanzar por varios niveles en los que la presencia de locust es cada vez mayor y son más inteligentes, con lo que prima actuar como un equipo coordinado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: